Deportes

El jugador de Wilstermann abandonó el campo por insultos racistas

A los 85 minutos de disputarse el encuentro con Blooming en Santa Cruz, el volante brasileño no aguantó los insultos por parte de algunos miembros de la tribuna en el estadio Tahuichi Aguilera y decidió abandonar la cancha antes de terminarse el partido. Tras la salida de Serginho, el juez central Gery Vargas, paralizó durante cuatro minutos el partido, sin embargo, después de algunos reclamos de los jugadores de Wilster, reanudó las acciones.